¡Hola! ¡Bienvenidos!

Me dicen Chuli desde que nací y así me suelen llamar todos, salvo quienes creen que mi nombre es Juanita. Tengo 33 años, soy Licenciada en Administración y emprendo hace casi siete años. Trabajé administrando pymes, también me dediqué a la administración pública, intercalando el trabajo con el emprendimiento y en el 2019, me lancé a dedicarme 100% a Juanita y pasar mi vida entre telas. 

Todo empezó cuando terminé mi carrera universitaria, momento en que me puse a hacer cursos que tenía colgados por falta de tiempo y en el de costura me reencontré con una pasión olvidada y con el oficio de tíos, abuelos y bisabuelos. Una amiga me propuso que armáramos algo juntas, donde ella despuntara el vicio de vender y yo de diseñar y producir. Arrancamos con delantales y nos parecía que ese producto era un ayudante, un amigo que te cuida, por eso le pusimos Juanita, como la Juanita que ayudaba a Doña Petrona; así quedó Juanita –en tu cocina-. Estuvimos como sociamigas hasta el 2015 y después seguí sola con mi valija de ideas e ilusiones y gente que me asesora y capacita. 

Con el paso del tiempo, al pequeño negocio de delantales, se sumaron manoplas, individuales, manteles, servilletas, materas, lonas con estacas y repasadores. Los productos se fueron agregando y modificando de acuerdo a su utilidad, facilidad de mantenimiento, calidad, precio. Si bien me gusta el diseño, priorizo la perdurabilidad que puede brindar un producto. Las colecciones se han achicado en variedad de estampas para mantener los estándares conseguidos.

El lema de la marca es "textiles útiles para el hogar y la vida al aire libre" y eso busco para tu hogar y el de tus seres queridos. Por eso, hace muchos años, me gusta pensar en Juanita como un aliado para comprar regalos a familias, recién mudados, viajantes, cocineros, grandes y chicos.